como-hacer-un-tutorial-en-video


Los tutoriales en vídeo se han convertido en algo muy utilizado, no solo para el entretenimiento sino también para la transmisión de conocimiento. Podemos encontrar tutoriales en vídeo de todo tipo que nos ofrecen desde cómo cocinar, decorar nuestra casa, e incluso reparar nuestro coche.

Los tutoriales en vídeo se utilizan incluso en los negocios para reforzar la imagen de marca y para vender nuevos productos y servicios. Lo que no cabe duda es que los tutoriales en vídeo no tienen límites.

Los tutoriales en vídeo pueden incluso ser una gran fuente de ingresos si te dedicas a la venta de productos digitales y cursos Online. En caso de que ofrezcas tus tutoriales en vídeo gratuitamente la mejor plataforma para alojarlos a día de hoy es Youtube, con miles de visitas diarias para que otras personas disfruten de tu trabajo.

En este artículo aprenderás a crear un tutorial en vídeo de una forma fácil y sencilla.


Aquí dispones de la información ampliada en vídeo:




Tipo de Vídeo



Lo primero que tienes que escoger es el tipo de vídeo que quieres grabar. Los más habituales son:

– Captura de Pantalla.
– En Cámara.
– Texto Leído.

Los vídeos de captura de pantalla son los que muestras lo que sucede en tu ordenador. Puedes mostrar un documento de texto, un pdf, un power point, tu navegador, un programa…

Los vídeos en cámara son en los que tu apareces en el vídeo. Estos vídeos son los que más intimidan, pero una vez que te acostumbras son muy rápidos de grabar, y lo mejor de todo, crean mucha confianza en tu audiencia.

Los vídeos de texto leído son aquellos en los que la mayoría de las veces aparece una presentación y un voz en off. La presentación que se muestra en pantalla puede ser un resumen de lo narrada para conducir al espectador y que no se pierda en las explicaciones.

Preparación



Antes de grabar el vídeo debes prepararte, sobre todo si es la primera vez que grabas un vídeo. Al principio es conveniente escribir el texto en un papel y repasarlo varias veces antes de grabar. Si el vídeo no es “en cámara” será mucho más fácil, simplemente tendrás que ir leyendo el texto escrito a un buen ritmo, ni lento ni rápido. Si el vídeo es “en cámara” lo mejor será que prepares un guión con los puntos más importantes.

Conforme ganes experiencia comprobarás que muchas será suficiente con tener claro el titular del vídeo y una idea general de que es de lo que vas a hablar, e ir improvisando, lo que te ayudará a crear un vídeo mucho más natural y dinámico para el espectador.

Dependerá del tipo de vídeo que vayas a grabar, pero ten en cuenta que el espectador va perdiendo capacidad de concentración conforme pasa el tiempo, a no ser que esté realmente interesado en en el tema que estás exponiendo en tu vídeo. Una duración de vídeo buena suele ser de unos 5 minutos o menos.

Programas de grabación y edición



Existen multitud de programas de grabación, algunos de ellos sirven únicamente para la captura de pantalla, otros te permiten grabar tu webcam, otros te permiten la edición de vídeo e incluso hay programas específicos para el vídeo y otros para el audio.

Algo a tener presente es que puedes realizar la grabación de tus vídeos en varias tomas cuando sea necesario. Es muy molesto y cansado tener que repetir la grabación de un vídeo varias veces. Mientras más largo sea tu vídeo más probabilidades hay de que te equivoques, por lo que si intentas grabarlo en una sola toma es muy probables que tengas que intentarlo varias veces, sobre todo si eres muy perfeccionista.

Graba tus vídeos en varias tomas siempre que sea necesario, después en el momento de editarlo podrás unir las diferentes tomas y retocar todo lo que sea necesario.

No olvides que el audio de tu vídeo es una de los aspectos más importantes si no quieres perder visualizaciones. Es más importante tener una buen audio que no una buena imagen.

Formato y Dimensiones



Tanto a la hora de grabar el vídeo como de exportarlo tras la edición debes escoger un formato y unas dimensiones.

El formato más extendido es el mp4. Si te quieres asegurar de que podrás subir tu vídeo a la mayoría de las plataformas que se encuentran en Internet y que los usuarios podrán reproducirlo en caso de que puedan descargarlo, el mp4 es la mejor opción. Tu vídeo en este formato además ocupará poco espacio.

En cuanto al tamaño del vídeo, dependerá del uso y la finalidad del mismo, pero para la mayor parte de los casos será más que suficiente 1280×720.





video experto

Pin It on Pinterest

Shares
Share This